Tras 4 años largos de ser cliente de Orange, hoy he recibido por primera vez una factura con un importe equivocado (al alza, claro está)

Tras los correspondientes «amosnomefastidies» «halayaempezamos» y alguno menos fino, veo un número de teléfono para llamarles. Para mi grata sorpresa es un 900, «¿un 900? Que raro, ¿no es un 902?» Me pregunto a mi mismo mientras llamo.

Efectivamente, atienden en ese 900. Cuento mis penas a una señorita muy amable. Me solicita el CIF de mi empresa, me pide mi nombre y … no le cuadra nada.

Tras unos minutos de diálogo que darían para una parodia de «Martes y trece» (pena que se hayan separado, oye) le digo, «espera un poco, esta factura no es mía».

«¿Ha habido en error nuestro?» Pregunta ella

«No, de quién la haya metido en mi buzón», le digo «Es curioso», prosigo «no viene la razón social de la empresa, sólo la dirección y el módulo de la oficina. Aquí dice N y el mío es el M. Supongo que el cartero se ha equivocado y yo, al ver Orange, la he cogido, abierto, visto un importe diferente al que esperaba y, sin más comprobaciones, he llamado» (ayyyy, si me diera tanta premura en hacer algunas llamadas comerciales como lo he hecho con esto … pero, bueno ese es otro tema).

Una vez aclarado el entuerto me he disculpado y ella ha quedado muy satisfecha cuando le he dicho que me alegraba de que el error fuera mío.

Le he dicho que llevo casi 5 años como cliente de Orange y precisamente el lunes le comentaba a un cliente que estaba encantado, que en todo este tiempo nunca habían tenido un error de facturación ni había teniendo que reclamar nada y me estaba diciendo a mi mismo «por hablar», pero veo que no, que seguís haciéndolo de 10. Se ha quedado realmente encantada de atender a un cliente satisfecho, que es lo que soy, un cliente satisfecho.

Espero poder continuar otros 5 años sin errores y contándolo, pero mientras tanto, quiero agradecer a Orange su buena labor de facturación (no como alguna compañía de su competencia, de la que sólo oír su nombre se me producen sudores fríos). Sí, sé que es su deber haberlo bien, pero es algo tan escaso, que quizá es que no sea tan sencillo.

Gracias

P.D. No tengo ninguna relación con esta compañía además de la de pagarle puntualmente las facturas que, tan correctamente me emiten, pero, al igual que me gusta que me «pasen la mano por el lomo» cuando trabajo bien, me gusta agradecer el trabajo bien hecho de los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.