SINOPSIS

Una entretenida fábula para ayudarnos a comprender nuestras actitudes. Inspiradora y motivadora

Del autor de El bus de la Energía, Prohibido quejarse y Sopa

Descubre los beneficios de tener una actitud positiva. Todos tenemos dos «perros» dentro nuestro. Uno es positivo, optimista, esperanzado y feliz. El otro es negativo, triste, miedoso y pesimista. Estos dos perros a menudo pelean en nuestro interior y ¿sabes quién gana? Gana el perro al que alimentamos mejor

El perro positivo es una breve historia de dos perros antagónicos. El que es positivo de a poco le va revelando al negativo los beneficios de tener una actitud positiva, algo que es bueno no solo para los perros sino especialmente para los seres humanos.

Ser positivo no solo te hace sentir y ser mejor, sino que también mejora a todos los que te rodean. Este simple pero poderoso mensaje es enseñado por Jon Gordon en seminarios dados a las principales compañías del mundo. Si la situación se ve muy negativa, no hay nada mejor que comenzar a alimentar al perro positivo que todos llevamos dentro.

COMENTARIO PERSONAL

Una nueva lectura de un libro de Jon Gordon, un autor que me resulta muy interesante.

Como la mayoría de sus obras o te encanta o te parece una infantilada.

En mi caso estoy pasando un momento muy bueno tanto en el aspecto personal como profesional y me ha llegado en una situación óptima y me ha encantado -aunque reconozco que en otro momento podría pensar exactamente lo opuesto-.

A través de una fábula -acepto que insulsa, sinsorga e infantil- nos habla sobre la positividad y la importancia de la misma. Soy un firme convencido de lo que nos explica Gordon en el libro.

Gordon nos explica muy bien que, no solo compensa ser positivo, sino que pagamos un alto precio por la negatividad, tanto en el aspecto de resultados como de salud.

Nos cuenta como todas las personas llevamos dentro de nosotros una parte positiva y una negativa y una de ellas acaba imponiéndose, ¿Cuál? Aquella que alimentemos. Si queremos ser positivos debemos alimentarla más que a la negativa.

A lo largo de la fábula nos va dando consejos sobre cómo podemos desarrollar la positividad. Así el primer consejo es tan sencillo como sonreír, que es gratis. Ello produce una serie de cambios tanto fisiológicos como mentales muy importantes.

Otro paso importante es fijarse en lo que tienes en vez de en lo que careces. Poner el foco en lo bueno, no en la falta. Saber lo que buscas y no lo que quieres evitar. Para ello lo mejor es meter la rutina de agradecer todo lo bueno que tienes -que es mucho en el mundo occidental- en vez de quejarte por lo que no tienes -que no hace más que alimentar al perro negativo-.

Una realidad no cuestionable es que vivimos la vida basada en nuestro modo de ver las cosas. La realidad depende de la perspectiva de cada uno. Simplemente alimentando el positivismo verás la vida de otro modo diferente. Por supuesto alimentando lo negativo sucederá lo opuesto.

Cambia el «tengo que» por el «voy a». Añadido personal: si además continuas con un «para qué» le das mucha más fuerza. Por ejemplo, en vez de «tengo que bañar al niño» puedes decirte a ti mismo: «voy a bañar al niño para disfrutar un rato estando con él». Te aseguro que cambia la perspectiva.

No hay nada que alimente más al perro negativo que las quejas, pero se pueden transformar en soluciones.  Tuitea esta frase

Cuando te quejes puedes decir: «muy bien no me gusta esto, ¿cómo me gustaría que fuese? ¿Qué puedo hacer para estar un poco más cerca de cómo quisiera que fuera»

Nos va poniendo ejemplos que si los trasladamos a nuestra realidad nos hace ver que somos nosotros quienes decidimos ser positivos o negativos y los que lo alimentamos con nuestros actos. Somos nosotros quienes podemos cambiarlo modificando ligeramente lo que realizamos e introduciendo rutinas (concatenación de hábitos) positivas en nuestro día a día.

Cómo ser positivo.

Acaba el libro ofreciendo un plan de acción para alimentar al perro positivo, que al final se basa en:

  • Agradecer
  • Más risas y sonrisas
  • Celebrar lo que consigues
  • Pasar tiempo con personas positivas
  • Ser amable
  • Disfrutar de momentos tranquilos en la naturaleza, a ser posible en compañía.
  • Visualizar un futuro mejor. Pon el foco en lo bueno, no en lo negativo que puede suceder
  • Ayuda a otros a ser positivo
  • Alimenta tu lado trascendente. Si eres religioso, reza. Si no lo eres, medita. Lo importante es que pares, te relajes y recargues la positividad en tu mente.

En resumen, un libro que recomiendo leer y, sobre todo, poner en práctica.

Iré publicando comentarios sobre libros de forma periódica. Si quieres que te informe cuando lo haga, puedes dejar tu correo electrónico  abajo y así lo haré. Además recibirás gratis mi libro con los resúmenes de 50 libros de negocios. Te ayudará a decidir si merece la pena leerlos o no. Así mismo, te servirá como consulta a la hora de preparar una charla o una presentación.

50 libros de negocios que merece la pena leer

[wysija_form id=»6″]

Si quieres información sobre los libros leídos y comentados en 2017, puedes pinchar aquí
2016, puedes pinchar aquí
2015, puedes pinchar aquí

2 comentarios en “El perro positivo de Jon Gordon – Cómo ser positivo”

  1. Pingback: Libros leídos por Santiago Torre en 2016

  2. Cuando trabajamos inspirados el resultado de las cosas se adelanta. Este libro tiene muy buen contenido y el autor tiene amplio conocimientos de lo que plantea en el material.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.