Un padre beduino dejó en herencia 17 camellos a repartir entre sus hijos del modo siguiente:

  • la mitad para el mayor
  • un tercio parte para el segundo
  • un noveno para el tercero
llegaba el momento de firmar la herencia y no se ponían de acuerdo. Decidieron ir al mejor abogado del desierto, que les dijo:
«puedo resolver esto es 5 minutos. El precio es 900 dinars»
«eso es muchísimo, es 3 veces el precio de un camello»
«Sí, pero solucionarán su problema de manera inmediata».
Aceptaron y decidieron pagarlo en forma proporcional a lo que les tocaba, ya que la cantidad era divisible entre 2, 3 y 9.
Una vez había cobrado el abogado les dijo: «les regalo mi camello a condición de que cuando no lo necesiten y sea un estorbo, me lo devuelvan»
Aceptaron de buen grado ya que solo lo devolverían cuando el camello fuera muy viejo y no sirviera para nada.
De ese modo el abogado dijo:
«Tienen 18 camellos. Usted, el mayor, tome sus 9, la mitad de los que hay; el segundo aquí tiene su tercio: 6 y para el pequeño aquí está su novena parte: dos camellos»
Los 3 se miraron satisfechos y cogieron sus camellos. En ese momento se dieron cuenta que sobraba un camello.
«¿Y ese camello?», preguntaron
Usted tiene sus 9, su hermano sus 6 y el pequeño sus 2. Suman 17. Ese es mío, que ya no lo necesitan y volverían a discutir por él.»

Habrá nuevas reflexiones en las próximas semanas. Si quieres ser avisado sobre ellas, deja aquí tu correo y serás informado según se publiquen. A la vez que recibirás el libro digital 50 libros de negocio que merece la pena leer

[wysija_form id=»9″]

2 comentarios en “La historia de la herencia de los 17 camellos”

  1. Edilberto Ramirez

    Aprender algo nuevo, refuerza nuestro conocimiento y forma de entender, interpretar y solucionar las cosas. hoy me llevo una nueva enseñanza con este caso de los camellos.
    gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.