«Si la formación es cara, inténtalo con la ignorancia» es una frase que se atribuye a Derek Bok, en su momento, presidente de la Universidad de Harvard y que muchos de nosotros debiéramos tener siempre muy presente. 

La formación y la experiencia vivida es algo que nos acompañará siempre allá donde vayamos, los bienes materiales y la retribución que hoy en día obtengamos, en muchos casos no lo harán.

Conozco muchas personas que apenas se han formado desde que acabaron sus estudios. Al parecer el mundo es hoy en día igual que lo era hace 15 o 20 o incluso más años y por eso no es necesario formarse o hay quien aprende por ciencia infusa o adquiere grandes conocimientos de los periódicos que lee, tertulias que oye y conversaciones que tiene con amigos. Lo más grande es que consideran que están al día y que ellos no necesitan formarse porque «total, me van a contar lo que ya sé».

Alguien que no se forma, es como una empresa que no amortiza, está engañando con sus resultados y, tarde o temprano, saldrá a la luz.

Una empresa que amortiza por encima de lo que invierte se está descapitalizando y en términos de conocimiento nos sucede lo mismo: el conocimiento que tenemos va perdiendo valor con el tiempo, si no adquirimos conocimiento nuevo, cada vez valemos menos y, que no te quepa duda que en algún momento tus carencias saldrán a la luz y, al igual que el rey desnudo, tú serás el último en enterarte.

La formación continua tiene que formar parte esencial hoy en día de todo profesional que quiera ser competitivo y muchas veces no es suficiente con esas sesiones gratuitas que de vez en cuando nos dan, tenemos que tener un plan perfectamente estructurado y dirigirnos a los mejores si queremos estar en vanguardia en nuestra competencia profesional.

Haz un plan de aprendizaje permanente y llévalo a cabo, será la mejor inversión que realices y, si eres empresario, hazlo con todo tu personal, pero sobre todo con tu personal clave. No lo dejes porque mañana puede ser tarde.

Y tú, ¿cuanto y cómo inviertes en tu formación? ¿y en la de tu equipo?

2 comentarios en “Si la formación es cara, inténtalo con la ignorancia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.