20140522¿En alguna ocasión te has dicho a ti mismo -y por supuesto a los demás- que no puedes hacer algo porque tienes que encargarte de tus hijos, padres, tíos, sobrinos o mascotas?

Quitando alguna situación excepcional -que las hay- todo eso no son más que «excusas de mal pagador».

Tu vida es tuya y si realmente quieres luchar, encontrarás la alternativa a tus obligaciones. Si no quieres luchar y prefieres situarte en la posición de víctima, siempre encontrarás una excusa para no realizarlo, pero hazte un favor a ti mismo, no pongas a los demás como excusa. La realidad es que no quieres o no te atrevas a enfrentarte a ello y responsabilizas a otros.

Deja ya de hacerlo, busca alternativas -las hay, vaya que si las hay- y enfréntate a la situación. Es tu vida y, al final de la misma te arrepentirás mucho más de lo que no intentaste, que de haberlo hecho. La vida se vive una vez. Actúa ya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.